«

»

Alimentos genéticamente modificados

ALIMENTOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS

Alimentos genéticamente modificadosLos organismos modificados genéticamente (OMG) se pueden definir como organismos en los que el material genético (ADN) ha sido modificado de una manera que no ocurre naturalmente. La tecnología es a menudo llamada “biotecnología moderna” o “tecnología genética”, “tecnología de ADN recombinante”, a veces también, o “ingeniería genética”. Permite genes seleccionados para ser transferidos de un organismo a otro, también entre especies no relacionadas.

Estos métodos se utilizan para crear plantas transgénicas – que luego se utilizan para cultivos alimenticios GM.

Los alimentos GM se desarrollan y comercializan porque hay una cierta ventaja percibida ni al productor ni consumidor de estos alimentos. Esto está destinado a traducirse en un producto con un precio más bajo, mayor beneficio (en términos de valor nutricional o durabilidad) o ambos. Inicialmente, los desarrolladores de semillas GM deseaban que sus productos sean aceptados por los productores así se han concentrado en las innovaciones que los agricultores (y la industria alimentaria en general) pudiera apreciar.

El objetivo inicial para el desarrollo de las plantas basadas en organismos modificados genéticamente era mejorar la protección de cultivos. Los cultivos GM actualmente en el mercado están dirigidas principalmente a un mayor nivel de protección de los cultivos mediante la introducción de resistencia a enfermedades de las plantas causadas por insectos o virus o por medio de una mayor tolerancia hacia los herbicidas.

La resistencia a los insectos se consigue mediante la incorporación en la planta de alimentos del gen para la producción de toxina de la bacteria Bacillus thuringiensis (BT). Esta toxina se usa actualmente como un insecticida convencional en la agricultura y es seguro para el consumo humano. Los cultivos transgénicos que permanentemente producen esta toxina se ha demostrado que requieren menores cantidades de insecticidas en situaciones específicas, por ejemplo, donde la presión de las plagas es alta.

La resistencia a virus se logra mediante la introducción de un gen de ciertos virus que causan enfermedades en plantas. La resistencia a virus hace que las plantas menos susceptibles a las enfermedades causadas por estos virus, lo que resulta en mayores rendimientos de los cultivos.

La tolerancia a herbicidas se logra mediante la introducción de un gen de una bacteria transmitir resistencia a algunos herbicidas. En situaciones en las que la presión de malezas es alta, el uso de dichos cultivos se ha traducido en una reducción de la cantidad de los herbicidas utilizados.

Los consumidores consideran que los alimentos tradicionales (que a menudo se han comido desde hace miles de años) son seguros.Cuando los alimentos se desarrollan nuevos por métodos naturales, algunas de las características existentes de alimentos puede ser alterado, ya sea en positivo o autoridades nacionales de manera negativa los alimentos pueden ser llamados para examinar los alimentos tradicionales, pero esto no es siempre el caso. En efecto, las nuevas plantas desarrolladas mediante técnicas tradicionales de cría no se puede evaluar con rigor el uso de técnicas de evaluación de riesgos.

Alimentos genéticamente modificadosCon los alimentos GM la mayoría de las autoridades nacionales consideran que las evaluaciones específicas son necesarias. Sistemas específicos se han establecido para la evaluación rigurosa de organismos GM y alimentos GM relativos a la salud humana y el medio ambiente. Evaluaciones similares generalmente no se realiza para los alimentos tradicionales. Por lo tanto hay una diferencia significativa en el proceso de evaluación antes de la comercialización de estos dos grupos de alimentos.

Uno de los objetivos del Programa de Seguridad de Alimentos de la OMS es ayudar a las autoridades nacionales en la identificación de los alimentos que deben someterse a una evaluación de riesgos, incluyendo alimentos GM, y recomendar las evaluaciones correctas.

La inocuidad de los alimentos GM generalmente investiga:

(a) los efectos directos sobre la salud (toxicidad),

(b) las tendencias a provocar una reacción alérgica (alergenicidad),

(c) los componentes específicos cree que tiene propiedades nutricionales o tóxicas,

(d) la estabilidad de el gen insertado, (e) los efectos nutricionales asociados con la modificación genética,

(e) cualquier efecto no deseado que podría derivarse de la inserción de genes.

Si bien las discusiones teóricas han abarcado una amplia gama de aspectos, los tres temas principales debatidos son las tendencias a provocar una reacción alérgica (alergenicidad), la transferencia de genes y el cruzamiento.

Alergenicidad. Como cuestión de principio, la transferencia de genes de alimentos comúnmente alergénicos no se recomienda a menos que pueda demostrarse que el producto proteico del gen transferido no es alergénico.Si bien los alimentos desarrollados en forma tradicional generalmente no son pruebas de alergenicidad, los protocolos para pruebas de alimentos GM han sido evaluados por la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO) y la OMS. No se observaron efectos alérgicas se han encontrado en relación con los alimentos GM actualmente disponibles en el mercado.

La transferencia de genes. La transferencia de genes de alimentos modificados genéticamente a las células del cuerpo o de bacterias en el tracto gastrointestinal sería motivo de preocupación si el material genético transferido afecta negativamente a la salud humana. Esto sería particularmente relevante si los genes de resistencia a antibióticos, que se utilizan en la creación de organismos modificados genéticamente, debían ser transferidos. Aunque la probabilidad de transferencia es baja, el uso de la tecnología sin genes de resistencia a antibióticos ha sido alentado por una reciente de la FAO / OMS panel de expertos.

Fecundación cruzada. El movimiento de genes de plantas modificadas genéticamente en los cultivos convencionales o especies afines en la naturaleza (referidos como “fecundación cruzada”), así como la mezcla de cultivos procedentes de semillas convencionales con aquellos cultivados con cultivos GM, puede tener un efecto indirecto sobre los alimentos la seguridad y la seguridad alimentaria. Este riesgo es real, como se demostró cuando los rastros de un tipo de maíz que sólo fue aprobado para consumo animal apareció en productos del maíz para consumo humano en los Estados Unidos de América. Varios países han adoptado estrategias para reducir la mezcla, incluyendo una clara separación de los campos en los que los cultivos modificados genéticamente y cultivos convencionales se cultivan.

La factibilidad y métodos de seguimiento posterior a la comercialización de productos alimenticios genéticamente modificados, para la vigilancia continua de la seguridad de los alimentos transgénicos, están en discusión.

Alimentos genéticamente modificadosLas evaluaciones ambientales de riesgo cubren tanto la cuestión OMG y el medio receptor. El proceso de evaluación incluye la evaluación de las características del OGM y sus efectos y la estabilidad en el medio ambiente, combinado con las características ecológicas del entorno en el que la introducción se llevará a cabo. La evaluación también incluye los efectos no deseados que podrían derivarse de la inserción del nuevo gen.

Los temas de preocupación incluyen: la capacidad de los OMG para escapar y potencialmente introducir los genes de ingeniería genética en las poblaciones silvestres, la persistencia del gen después de que el OGM ha sido cosechado, y la susceptibilidad de los organismos no objetivo (por ejemplo, los insectos que no son plaga) al el producto del gen, la estabilidad del gen, y la reducción en el espectro de otras plantas, incluyendo la pérdida de la biodiversidad, y el aumento del uso de productos químicos en la agricultura. Los aspectos de seguridad ambiental de los cultivos GM varían considerablemente en función de las condiciones locales.

Las investigaciones actuales se centran en: el efecto potencialmente perjudicial sobre los insectos beneficiosos o una inducción más rápida de insectos resistentes, la generación potencial de patógenos de plantas nuevas, las posibles consecuencias negativas para la biodiversidad de plantas y vida silvestre, y una disminución del uso de la importante práctica de rotación de cultivos en determinadas situaciones locales, y el movimiento de genes de resistencia a herbicidas a otras plantas.

Distintos organismos GM incluyen genes diferentes insertados en formas diferentes. Esto significa que cada alimento GM y su inocuidad deben ser evaluados sobre una base de caso por caso, y que no es posible hacer afirmaciones generales sobre la inocuidad de todos los alimentos GM.

Los alimentos GM actualmente disponibles en el mercado internacional han pasado las evaluaciones de riesgo y no es probable que presenten riesgos para la salud humana. Además, no tiene efectos sobre la salud humana se ha demostrado como resultado del consumo de dichos alimentos por la población general en los países donde han sido aprobados. El uso continuo de evaluaciones de riesgo basadas en los principios del Codex y, en su caso, incluida la vigilancia posterior a la comercialización, deben servir de base para evaluar la inocuidad de los alimentos GM.

La forma en que los gobiernos han reglamentado los alimentos GM varía.En algunos países, los alimentos GM no están aún reguladas. Los países que tienen una legislación enfocada a cabo principalmente en la evaluación de los riesgos para la salud de los consumidores. Los países que tienen disposiciones para los alimentos GM generalmente también regular los OGM en general, teniendo en cuenta la salud y riesgos ambientales, así como las cuestiones de control y relacionadas con el comercio (por ejemplo, pruebas de potencial y de los regímenes de etiquetado). En vista de la dinámica del debate sobre alimentos GM, la legislación es probable que continúe evolucionando.

Alimentos genéticamente modificadosQ. ¿Qué tipo de alimentos modificados genéticamente están en el mercado internacional?

Todos los cultivos GM disponibles actualmente en el mercado internacional han sido diseñados utilizando uno de los tres rasgos básicos: resistencia a insectos daño, resistencia a las infecciones virales, y la tolerancia hacia ciertos herbicidas. Todos los genes usados para modificar cultivos se derivan de microorganismos.

Q. ¿Qué sucede cuando los alimentos transgénicos son objeto de comercio internacional?

No hay determinados sistemas regulatorios internacionales están actualmente en vigor. Sin embargo, varias organizaciones internacionales están involucradas en el desarrollo de protocolos para OGM.

La Comisión del Codex Alimentarius (Codex) es el conjunto de la FAO / OMS órgano responsable de la elaboración de las normas, códigos de prácticas, directrices y recomendaciones que constituyen el Codex Alimentarius: el código alimentario internacional.

Codex está desarrollando principios para el análisis de riesgos para la salud humana de los alimentos GM. La premisa de estos principios dicta una evaluación previa a la comercialización, realizada sobre una base de caso por caso, y que incluya una evaluación de los efectos directos (del gen insertado) y efectos no deseados (que pueden surgir como consecuencia de la inserción del nuevo gen) . Los principios están en una fase avanzada de desarrollo y se espera que se adoptó en julio de 2003. Los principios del Codex no tienen un efecto vinculante en la legislación nacional, sino que se refiere específicamente en el Acuerdo sobre Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la Organización Mundial del Comercio (Acuerdo MSF), y se puede utilizar como referencia en caso de disputas comerciales.

El Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad (PCB), un tratado ambiental legalmente vinculante para las Partes, regula los movimientos transfronterizos de organismos vivos modificados (OVM). Alimentos GM se encuentran dentro del ámbito del Protocolo sólo si contienen OVMs que son capaces de transferir o replicar material genético. La piedra angular del CPB es un requisito que los exportadores soliciten el consentimiento de los importadores antes del primer envío de OVM destinados a la liberación en el medio ambiente. El Protocolo entrará en vigor 90 días después de que el 50 º país que ha ratificado, que puede ser a principios de 2003 en vista de las declaraciones aceleradas registradas desde junio de 2002.

Los productos transgénicos que se encuentran actualmente en el mercado internacional han pasado las evaluaciones de riesgo realizadas por las autoridades nacionales. Estas evaluaciones diferentes, en general, siguen los mismos principios básicos, incluyendo una evaluación de los riesgos para la salud ambiental y humana. Estas evaluaciones son completas, no han indicado ningún riesgo para la salud humana.

Alimentos genéticamente modificadosDesde la primera introducción en el mercado a mediados de la década de 1990 de un importante alimento modificado genéticamente (soja resistente a los herbicidas), ha habido una creciente preocupación acerca de esos alimentos entre políticos, activistas y consumidores, especialmente en Europa. Varios factores están involucrados.

A finales de 1980 – principios de 1990, los resultados de décadas de investigación molecular alcanzaron dominio público. Hasta ese momento, los consumidores generalmente no eran muy conscientes del potencial de esta investigación. En el caso de los alimentos, los consumidores comenzaron a preguntarse acerca de la seguridad porque perciben que la biotecnología moderna está dando lugar a la creación de nuevas especies.

Los consumidores se preguntan con frecuencia: “¿Qué hay en ella para mí?”. Cuando los medicamentos se refiere, muchos consumidores más dispuestos a aceptar la biotecnología como beneficiosa para su salud (por ejemplo, medicamentos con potencial de mejora del tratamiento). En el caso de los primeros alimentos GM introducidos en el mercado europeo, los productos eran de ningún beneficio aparente directa a los consumidores (no más barato, no aumentó la vida útil, el gusto no es mejor). El potencial de las semillas genéticamente modificadas para dar lugar a mayores rendimientos por área cultivada debería conducir a precios más bajos. Sin embargo, la atención pública se ha centrado en el lado del riesgo de la ecuación de riesgo-beneficio.

La confianza del consumidor en la seguridad del suministro de alimentos en Europa ha disminuido significativamente como resultado de una serie de escándalos alimentarios que tuvieron lugar en la segunda mitad de la década de 1990 que no están relacionados con los alimentos GM. Esto también ha tenido un impacto en los debates sobre la aceptabilidad de los alimentos GM. Los consumidores han cuestionado la validez de las evaluaciones de riesgo, tanto en lo referente a la salud de los consumidores y los riesgos ambientales, prestando especial atención a largo plazo. Otros temas de debate de las organizaciones de consumidores han incluido alergenicidad y resistencia antimicrobiana. Preocupaciones de los consumidores han provocado un debate sobre la conveniencia del etiquetado de los alimentos modificados genéticamente, lo que permite una elección informada. Al mismo tiempo, ha demostrado ser difícil de detectar trazas de OMG en los alimentos: esto significa que las concentraciones muy bajas a menudo no puede ser detectado.

Las preocupaciones del público sobre alimentos GM y los OGM en general han tenido un impacto significativo en la comercialización de productos transgénicos en la Unión Europea (UE). De hecho, han dado lugar a la denominada moratoria sobre la aprobación de productos GM para ser colocados en el mercado. La comercialización de alimentos GM y los OGM en general, son objeto de una legislación amplia. La legislación comunitaria ha estado en vigor desde principios de 1990. El procedimiento para la aprobación de la liberación de OMG en el medio ambiente es bastante complejo y básicamente requiere un acuerdo entre los Estados miembros y la Comisión Europea. Entre 1991 y 1998, la comercialización de 18 OMG fue autorizada en la UE por una decisión de la Comisión.

Alimentos genéticamente modificadosA partir de octubre de 1998, no más autorizaciones se han concedido y actualmente hay 12 solicitudes pendientes. Algunos Estados miembros han invocado una cláusula de salvaguardia para prohibir temporalmente la puesta en el mercado en su país de maíz transgénico y de los productos de colza oleaginosa. Actualmente hay nueve casos en curso. Ocho de ellos han sido examinados por el Comité científico de las plantas, que en todos los casos que se consideren que la información presentada por los Estados miembros no justifican su prohibición.

Durante la década de 1990, el marco regulador se extendió y refinó aún más en respuesta a las preocupaciones legítimas de los ciudadanos, organizaciones de consumidores y los operadores económicos (que se describe en la pregunta 13). Una directiva revisada entrará en vigor en octubre de 2002. Se actualizará y reforzar las normas existentes relativas al proceso de evaluación de riesgos, gestión de riesgos y la toma de decisiones con respecto a la liberación de OMG en el medio ambiente. La nueva directiva también prevé un seguimiento obligatorio de los efectos a largo plazo asociados con la interacción entre los OMG y el medio ambiente.

Etiquetado en la UE es obligatorio para los productos derivados de la biotecnología moderna o productos que contengan organismos modificados genéticamente. La legislación también aborda el problema de la contaminación accidental de los alimentos convencionales con material GM.Se introduce un umbral mínimo del 1% para el ADN o la proteína resultantes de la modificación genética, por debajo del cual no se requiere etiquetado.

En 2001, la Comisión Europea adoptó dos nuevas propuestas legislativas sobre OGM sobre trazabilidad, reforzando las normas actuales sobre etiquetado y racionalizando el procedimiento de autorización de OMG en alimentos y piensos, y para su liberación intencional en el medio ambiente.

La Comisión Europea opina que estas nuevas propuestas, basándose en la legislación vigente, tienen el objetivo de abordar las preocupaciones de los Estados miembros y fomentar la confianza del consumidor en la autorización de productos genéticamente modificados. La Comisión espera que la adopción de estas propuestas allane el camino para reanudar la autorización de nuevos productos transgénicos en la UE.

Alimentos genéticamente modificados

La liberación de OMG en el medio ambiente y la comercialización de alimentos GM han dado lugar a un debate público en muchas partes del mundo. Este debate es probable que continúe, probablemente en el contexto más amplio de otros usos de la biotecnología (por ejemplo, en medicina humana) y sus consecuencias para las sociedades humanas. A pesar de que las cuestiones objeto de debate son por lo general muy similares (costos y beneficios, cuestiones de seguridad), el resultado del debate difiere de país a país. En temas como el etiquetado y la trazabilidad de los alimentos GM como una manera de responder a las preocupaciones de los consumidores, no existe un consenso hasta la fecha. Esto ha puesto de manifiesto durante los debates en la Comisión del Codex Alimentarius durante los últimos años. A pesar de la falta de consenso sobre estos temas, los importantes progresos realizados en la armonización de puntos de vista sobre la evaluación de riesgos. La Comisión del Codex Alimentarius está a punto de adoptar principios sobre evaluación de riesgos previa a la comercialización, y las disposiciones del Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología también revelan una comprensión cada vez mayor a nivel internacional.

Más recientemente, la crisis humanitaria en el sur de África ha llamado la atención sobre el uso de alimentos GM como ayuda alimentaria en situaciones de emergencia. Varios gobiernos de la región expresaron su preocupación en relación a los temores ambientales y de seguridad alimentaria. Aunque las soluciones factibles se han encontrado para la distribución de grano molido en algunos países, otros han restringido el uso de la ayuda alimentaria con transgénicos y los productos obtenidos que no contienen OMG.

Dependiendo de la región del mundo, las personas a menudo tienen diferentes actitudes ante la comida. Además de su valor nutritivo, alimento tiene a menudo connotaciones sociales e históricas, y en algunos casos pueden tener importancia religiosa. Modificación tecnológica de la producción de alimentos y los alimentos pueden provocar una respuesta negativa entre los consumidores, especialmente en ausencia de una buena comunicación sobre los esfuerzos de evaluación de riesgos y el costo / beneficio de las evaluaciones.

Alimentos genéticamente modificadosLos derechos de propiedad intelectual tienden a ser un elemento en el debate sobre alimentos GM con un impacto sobre los derechos de los agricultores. Derechos de propiedad intelectual (DPI), especialmente patentes obligaciones del Acuerdo sobre los ADPIC (acuerdo marco de la Organización Mundial del Comercio sobre los Aspectos de los derechos de propiedad intelectual) han sido discutidos a la luz de sus consecuencias sobre la mayor disponibilidad de una diversidad de cultivos . En el contexto de la asignatura relacionada con el uso de la tecnología genética en la medicina, la OMS ha revisado el conflicto entre los DPI y un acceso equitativo a los recursos genéticos y la distribución de beneficios. La revisión ha considerado los problemas potenciales de la monopolización y las dudas sobre la normativa de patentes nuevas en el campo de las secuencias genéticas en medicina humana. Estas consideraciones pueden afectar también el debate sobre alimentos GM.

Ciertos grupos están preocupados por lo que consideran un nivel no deseado de control de los mercados de semillas por unas pocas compañías químicas. La agricultura sostenible y la biodiversidad más se benefician de la utilización de una gran variedad de cultivos, tanto en términos de buenas prácticas de protección de cultivos, así como desde la perspectiva de la sociedad en general y los valores relacionados con los alimentos. Estos grupos temen que como resultado de los intereses de la industria química en los mercados de semillas, la gama de variedades utilizadas por los agricultores pueden reducirse principalmente a cultivos transgénicos. Esto tendría un impacto en la cesta de alimentos de una sociedad, así como en el largo plazo sobre la protección de cultivos (por ejemplo, con el desarrollo de resistencia contra plagas de insectos y tolerancia a ciertos herbicidas).El uso exclusivo de cultivos tolerantes a herbicidas modificados genéticamente también haría al agricultor dependiente de estas sustancias químicas. Estos grupos temen una posición dominante de la industria química en el desarrollo agrícola, una tendencia que no consideran que sea sostenible.

Organismos GM futuros es probable que incluyan las plantas con enfermedades o mejorar la resistencia a la sequía, los cultivos con mayores niveles de nutrientes, especies de peces con características de crecimiento mejoradas y plantas o animales que produzcan proteínas farmacéuticamente importantes como las vacunas. A nivel internacional, la respuesta a los nuevos desarrollos se encuentran en las consultas de expertos organizadas por la FAO y la OMS en 2000 y 2001, y el posterior trabajo de la Fuerza de Trabajo ad hoc del Codex sobre Alimentos Obtenidos por Medios Biotecnológicos. Este trabajo ha dado como resultado un marco mejorado y armonizado para la evaluación de riesgos de los alimentos transgénicos en general. Las preguntas específicas, tales como la evaluación de la alergenicidad de los alimentos modificados genéticamente o la seguridad de los alimentos derivados de microorganismos GM, se han cubierto y una consulta de expertos organizada por la FAO y la OMS se centrará en los alimentos derivados de animales modificados genéticamente en 20 especies.

Alimentos genéticamente modificados

La OMS tomará un papel activo en relación con los alimentos GM, principalmente por dos razones:

(1) sobre la base de que la salud pública se podrían beneficiar enormemente de la capacidad de la biotecnología, por ejemplo, de un aumento en el contenido de nutrientes de los alimentos, la disminución de la alergenicidad y la producción de alimentos más eficiente,

(2) sobre la base de la necesidad de examinar la posibles efectos negativos sobre la salud humana del consumo de alimentos producidos mediante modificación genética, también a nivel mundial. Es evidente que las tecnologías modernas deben ser evaluados a fondo si se quiere que constituyen una mejora real en la forma se producen los alimentos. Tales evaluaciones deben ser holísticas y todo incluido, y no puede detenerse en las anteriormente separados, no coherentes sistemas de evaluación centrados exclusivamente en la salud humana o el medio ambiente de manera aislada.

El trabajo es, pues, bajo forma de la OMS para presentar una visión más amplia de la evaluación de alimentos GM para permitir la consideración de otros factores importantes. Esta evaluación más holística de organismos GM y productos GM considerará no sólo la inocuidad sino también la seguridad alimentaria, los aspectos sociales y éticos, acceso y creación de capacidad. El trabajo internacional en esta nueva dirección presupone la participación de otras organizaciones internacionales clave en esta área.Como primer paso, el Consejo Ejecutivo de la OMS se discutirá el contenido de un informe de la OMS relativo a este tema en enero de 2003. El informe está siendo desarrollado en colaboración con las principales organizaciones, en particular la FAO demás y de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Se espera que este informe podría servir de base para una iniciativa futura hacia una evaluación más sistemática, evaluación coordinada, multi-organizativa e internacional de ciertos alimentos GM.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Popup By Puydi