↑ Return to Misión

El Masaje

El Masaje

Masaje. HistoriaEl Masaje data desde el origen del hombre. Se encontraron pruebas de su existencia en la Antigua Mesopotamia (4000 años a.C.). Hipócrates, reconocido médico de la Antigua Grecia, lo llamó “anatripsís” (frote), en Grecia fue “masso” y en latín, “frictio”.

Se lo conoció tanto como para proporcionar placer como para aliviar dolores. Era considerado algo más que una ciencia, dado que brindaba bienestar sólo con el buen accionar de las manos en el lugar y tiempo precisos.

El Masaje es tanto un arte como una ciencia. Arte, porque posee una parte técnica, viva y por ello en constante cambio y adaptación. En cuanto a la ciencia, sus beneficios han llegado hasta nuestros días evolucionando desde las técnicas más simples para proporcionar la relajación y favorecer el sueño, hasta el desarrollo específico de algunas más complejas para aliviar o eliminar dolencias concretas del cuerpo o el organismo.

Técnicamente, es un método de valoración mediante la palpación y de tratamiento manual, aplicado sobre la cubierta corporal, y trasmitido por la presión mecánica de las manos a los diferentes órganos del cuerpo humano.

Sus efectos principales radican en afecciones y/o disfunciones de orden:

  • Mecánico;

  • Fisiológico-higiénico;

  • Preventivo;

  • Terapéutico;

  • Estético-higiénico;

  • Deportivo;

  • Psicológicos-anímicos;

  • Sexuales

El Masaje se aplica mediante la manipulación de los tejidos blandos (piel, muscular y conjuntivo o tejido conectivo) para ampliar la función de éstos y promover la circulación, la relajación y el bienestar. Sirve, además, para aliviar o hacer desaparecer las contracturas y la tensión muscular, optimizar las funciones y permitir un buen deslizamiento de los tejidos. Además es una herramienta muy útil para favorecer los procesos metabólicos.

Masoterapia. ManiobraEl uso profesional del Masaje en el ámbito sanitario requiere una profunda comprensión de la anatomía y la fisiología humana, dado que a través del tiempo el progreso científico avanza. Las técnicas se incorporan y retroalimentan constantemente, al mismo ritmo que el resto de la ciencia, sobre todo a partir de la década del ’60, momento en el cual hubo un acercamiento e intercambio con el Oriente en todos los órdenes, incluyendo todo lo concerniente a la Salud y al Dolor.

Es por eso que hoy podemos afirmar que todo el avance terapéutico contra el dolor está cerca de todos, pero se aplicará de forma óptima siempre que haya manos expertas alineadas con un corazón al servicio del que sufre dolor y los cinco sentidos desplegados para la detección del menor indicio que marque una pauta para la cura.

El término “masoterapia” hace referencia a la modalidad de Masaje destinada al tratamiento de procesos patológicos en individuos enfermos y lesionados.

Todo esto nos permite concluir que el Masaje es un buen recurso para aliviar el dolor pues aumenta la circulación y favorece el retorno venoso. Como ya comentamos, ayuda a drenar el exceso de linfa que se forma en las áreas edematosas. Permite liberar las fibras nerviosas atrapadas por desequilibrios mecánicos en las articulaciones y en los tejidos blandos que las rodean al relajar las áreas de tensión. Al tocar con suavidad o mediante una presión mantenida la piel durante el Masaje, se estimulan los mecanoreceptores, receptores sensoriales de los cambios provenientes de la aplicación de la energía mecánica: tacto, presión, vibración. Esto permite “bloquear” el ascenso por la médula espinal de los impulsos dolorosos, trasmitidos por los receptores de dolor (los nociceptores), en su camino hacia el encéfalo.

 

1 comment

  1. graciela noemi moro

    Me gustaría inscribirme para estudiar rflexología,ya que me interesa muchísimo. Por favor espero una pronta respuesta. Gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Popup By Puydi